Las primeras bicicletas

987 20 96 10
Las primeras bicicletas

Acudir hoy en día a un taller de bicicletas en León es muy frecuente porque la bicicleta se ha convertido en uno de los medios de transporte más saludables, ecológicos y prácticos. Así, ha dejado de ser un elemento de ocio o deporte para convertirse en una necesidad social creciente.

¿Sabías que han pasado más de dos siglos desde que apareció la primera bicicleta de la historia? Entonces no existía ningún taller de bicicletas en León donde arreglarlas, pues fue la iniciativa personal y el empeño de su creador, el barón Karl von Drais, lo que fraguó este vehículo.

Este alemán llamó a su invento "máquina corredora" y la presentó en 1817. La prensa la bautizó como Draisine o velocípedo, estaba hecha en madera y carecía de pedales, por lo que era necesario impulsarla con los pies para ir ganando velocidad.

¿Qué pretendía este emprendedor? Ofrecer un sistema de transporte más económico y fácil en su mantenimiento que los caballos que se utilizaban por entonces.

Pasaron más de 20 años hasta que un herrero británico, concretamente escocés, ideó en 1839 la bicicleta a pedales. Este hombre, que se llamaba Kirkpatrick MacMillan, permitió que el inglés Thomas McCall comenzara a producir en serie su prototipo en 1869. Este velocípedo no tardó en popularizarse, a pesar de que cuando se utilizaba por calles empedradas no resultaba muy apacible montar en ella. De hecho, fue popularmente rebautizada como "agitahuesos".

La primera patente presentada sobre bicis a pedales la realizó Pierre Lallement. ¿Una curiosidad? En todos estos casos los pedales iban colocados en la rueda de delante.

Ya a partir de 1970 empezaron a construirse las bicis de rueda delantera alta, que resultaban más cómodas que sus predecesoras. Fue una primera mejora que inició el gran desarrollo tecnológico que ha llevado a las bicis actuales.

¿Necesitas comprar o reparar una bici? Te esperamos en Bicicletas Blanco. Llámanos ahora.

haz clic para copiar mailmail copiado