La historia de las bicicletas eléctricas

987 20 96 10
La historia de las bicicletas eléctricas

Hoy en día es normal desplazarse en bici eléctrica en León. Las ebikes están de moda. Pero no son una novedad de este milenio. Su historia se remonta a dos siglos atrás. Se inventaron poco después que las bicicletas convencionales.

Las primeras patentes de bicicletas eléctricas se otorgaron en la década de 1880. En 1885, el estadounidense Ogden Bolton patentó una bicicleta que tenía un motor de cubo sobre la rueda trasera, funcionaba con baterías de 6 polos de cepillo y colector de corriente continua. Un par de años más tarde en Boston, Oseas W. Libbey patentó otra bicicleta que se impulsaba con un motor eléctrico doble, montado en el centro del plato del eje. Fue en el siglo XX cuando este tipo de bicicletas empezaron a ganar protagonismo para desplazamientos en ciudades y por caminos. Tras la Segunda Guerra Mundial se inventaron otros modelos más prácticos. Debido a la escasez de motocicletas y coches, durante la posguerra se presentó como una excelente opción. A partir de entonces la investigación y desarrollo para mejorar este vehículo no cesaron, si bien debido a la popularización de la motocicleta, su venta fue mucho menor. Volvió a resurgir con la crisis energética del petróleo en 1973, y en las últimas décadas la bicicleta eléctrica ha experimentado una evolución sin frenos. Imparable a día de hoy.

Las bicicletas eléctricas recorren más kilómetros sin necesidad de recarga, y como siempre, acortan distancias. Cada vez más ágil y cómoda, con mayor portabilidad y eficiencia. Si has subido a una bici eléctrica en León sabes de sus mejoras y beneficios, en ahorro de tiempo y dinero, y en ganancia de salud.

En Bicicletas Blanco somos especialistas en bicicletas eléctricas. Amamos la ebike, ideal para que puedas pasear o desplazarte al trabajo o adonde necesites, de manera cómoda, ecológica y saludable. Contamos con tienda de venta al público, venta online y taller propio.

haz clic para copiar mailmail copiado